Kansas protege el derecho al engendro en las elecciones

Los habitantes de Kansas votaron para proteger el derecho al engendro en su estado. El resultado no deja superficie a dudas y es una gran conquista para el movimiento que defiende el derecho a nominar de las mujeres, especialmente en uno de esos lugares fuertemente conservadores de Estados Unidos. El 60% de los convocados a elegir este martes votaron en contra de una iniciativa parlamentaria en las elecciones primarias que determinará qué candidatos presentará cada partido para las elecciones generales del próximo noviembre (con el 87% de los votos escrutados). con una mayoría republicana intentando amplificar una resarcimiento a la Constitución. Este nuevo texto dejó libres a los legisladores para prohibir o restringir severamente el derecho constitucional del estado al engendro para casi tres millones de residentes hasta 22 semanas desde su zaguero período menstrual.

Por su gran simbolismo, el referéndum tuvo un gran impacto en todo el país, cuyas dos mitades, quizás más opuestas en este tema que en cualquier otro, siguieron con pasión.

Es la primera votación de estas características desde que el Tribunal Supremo anuló el pasado 24 de junio el precedente de medio siglo sentado por el caso Roe v. Wade, que incorporó la arbitrio de votación de las mujeres en la Constitución de 1973. La valor sumarial devolvió el poder constituyente a los estados. Desde el error, 11 han prohibido o restringido severamente el derecho al engendro gracias a leyes aprobadas por sus legisladores que entraron en hibernación tan pronto como la Corte Suprema, la más conservadora en ocho décadas, abrió la puerta.

El texto sometido a referéndum fue ciertamente confuso; tanto es así que entreambos partidos utilizaron buena parte del millonario efectivo invertido en la campaña para explicar qué significa elegir sí (que en efectividad significa afirmar no al engendro) y las implicaciones de que un voto cenizo triunfe por amplia mayoría más perdedor que el las encuestas habían pronosticado.

La resarcimiento propuesta al texto principal tenía como objetivo permitir que el “pueblo, a través de sus representantes”, “promulgue leyes sobre el engendro, incluidas, entre otras, normas que reflejen las circunstancias de un impedimento resultante de violación o incesto, o situaciones en las que el está en encaje la vida de la matriz». El nuevo párrafo incluso dejó en claro, en una redacción engañosa, que «los habitantes de Kansas valoran tanto a las esposas como a los niños».

Si el sí se hubiera aceptado, se habría anulado un error de la Corte Suprema de Kansas de 2019 que dictaminó que el engendro estaba protegido por la constitución estatal. Esa valor ha liado las manos de los legisladores republicanos durante este tiempo, cuyas mayorías en el Congreso y el Senado les permiten anular un posible veto de la gobernadora demócrata Laura Kelly. No podrán. Según la inequívoca manifiesto popular, Kansas sigue siendo un estado santuario, que seguirá recibiendo pacientes de otros lugares donde la ley niega la atención a la mujer: fundamentalmente de los vecinos Oklahoma y Missouri, pero incluso de estados como Texas, Louisiana, Arkansas, Louisiana. , Misisipi o Alabama.

“Los títulos de Kansas siempre han ejemplificado la arbitrio, y esta oscuridad Kansas continuó con ese mandatario”, dijo Emily Wales, directora y directora ejecutiva de Planned Parenthood Great Plains, una asociación sin fines de ganancia que tiene tres de las cinco clínicas que operan en el estado que brindan servicios de salubridad reproductiva. «Los políticos antiaborto pusieron esta resarcimiento en la volante electoral en las primarias, esperando una devaluación billete, pero no consideraron a los habitantes de Kansas, quienes han dicho parada y claro que creen y confían en ellos para tomar sus propias decisiones médicas». especialmente durante un tiempo umbrátil en la historia cuando las personas en el medio oeste y el sur del país no tienen la misma arbitrio». Planned Parenthood Great Plains incluso trabaja en Oklahoma y el oeste de Missouri, dos de los estados que permiten el engendro está prohibido con muy pocas excepciones.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió un comunicado media hora a posteriori de que la agencia AP reconociera la conquista. Los votantes de Kansas se han volcado en números récord contra los esfuerzos extremistas para enmendar la constitución del estado para despojar a las mujeres del voto y cascar la puerta a una prohibición en todo el estado. «Esta votación aclara lo que sabemos: la mayoría de los estadounidenses están de acuerdo en que las mujeres deben tener ataque al engendro y tomar sus propias decisiones sobre su atención médica». El Congreso debe escuchar la voluntad del pueblo estadounidense y restaurar las protecciones Roe como ley federal».

Las encuestas que determinan la posición de los estadounidenses sobre el tema encuentran que rodeando de dos tercios de los estadounidenses quieren algún tipo de protección contra el engendro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.